NoticiasTres minutos con la historia

Numerosos vecinos se organizan: nace el Cuerpo de Bombero de Santiago

Don José Luis Claro Cruz nunca imaginó la repercusión que tendría su simple y pequeño anunció en el diario el Ferrocarril un lejano 11 de diciembre de 1863. El llamado era simple:

Al público: se cita a los Jóvenes que deseen tomar parte en la formación de una Compañía de Bomberos, pasar el día 14 del presente a la una de la tarde, al escritorio del que suscribe<span class="su-quote-cite">Diario el Ferrocarril. Jose Luis Claro Cruz</span>

El horror de la tragedia de la Iglesia de la Compañía fue el motor que impulsó los corazones de los hombres que se reunieron aquel 14 de diciembre en el escritorio de Don José Luis Claro Cruz, que poco a poco, fue quedando pequeño ante cerca de las 200 personas que llegaron, debiendo citar una nueva reunión en los salones de filarmónica.

Es así como el 20 de diciembre de 1863, los vecinos de Santiago celebraron su nueva reunión forjando el inicio de una de las instituciones más valoradas por los chilenos.

Acta de la sesión popular en que numerosos vecinos de Santiago acordaron constituirse en Cuerpo de Bomberos voluntarios.

Domingo 20 de diciembre de 1863

“En Santiago de Chile, a veinte días del mes de diciembre de mil ochocientos sesenta y tres, a consecuencia del voraz incendio del templo de la Compañía, que en la tarde del ocho del corriente arrebató a Santiago dos mil madres o hijas de familia, numerosos vecinos de esta ciudad se han reunido espontáneamente en los Salones del Casino con el propósito de formar un Cuerpo de Bomberos voluntarios que prevenga en lo futuro desgracias de igual origen. De común acuerdo, convinieron en adoptar, en general, para este cuerpo la organización y régimen del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso y organizar desde luego tres compañías de bombas con las denominaciones del Oriente, del Sur y del Poniente y una compañía de Guardia de propiedad. En consecuencia, y en conformidad de los Arts. 9 y 54 del Reglamento general del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, adoptado en general, distribuidos los concurrentes en las cuatro compañías referidas procedieron a nombrar sus respectivos Directores, resultando electos para la primera, don José Besa, para la segunda, don Manuel Recavarren, para la tercera, don Enrique Meiggs y para la cuarta don Manuel Antonio Matta. Acto continuo, y con arreglo a los Arts. 10 y 65 del reglamento, los expresados, Directores, aceptado el cargo integraron el Directorio nombrando, por una unanimidad de sufragios, Superintendente a Don José Tomás Urmeneta, Director que lo subrogue a Don José Beza, Comandante a Don  Angel Custodio Gallo, Vice-Comandante a Don Agustín José Prieto,  Tesorero general a don Juan Tomás Smith y Secretario General a don Máximo A Argüelles. Con lo cual se levantó la sesión firmando esta acta para constancia los Directores de Compañías que concurrieron a ella, a saber: al tiempo de firmar se observó que Don Ángel Custodio Gallo había sido nombrado director de la compañía del Sur y por haber sido elegido Comandante ha sido nombrado después director de esta Compañía Don Manuel Recavarren. Firman: José Beza, Manuel Antonio Matta, Ángel Custodio Gallo, Enrique Meiggs”

<span class="su-quote-cite">Acta de fundación del Cuerpo de Bomberos de Santiago</span>

 

A continuación dejamos una pequeña capsula realizada por la Radio Biobío, en donde se relata el nacimiento de nuestro Cuerpo de Bomberos.

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba