ActualidadNoticias

Relato de nuestra Guardia Nocturna durante acuartelamiento por COVID19

Eran cerca de las 18:00 hrs. Del día sábado 21 de marzo de 2020 y por orden del día de Comandante se establece clave 9-0 en grado 1 y 2, esto es, acuartelamiento para todas las Compañías de la Institución. Lo peculiar de la orden emanada de nuestra máxima autoridad operativa es que las piezas de material mayor deben acudir a los actos del servicio con una dotación reducida, muy diferentes a otros acuartelamientos de los que teníamos recuerdo, donde nuestras piezas de material mayor eran tripuladas con dotación completa, quedando un número importante de Voluntarios en nuestro recinto a la esperar de, una vez regresada la Bomba reemplazar a los que ya habían salido, generándose una rotación constante para el recobro de energía de todos.

 Nuestro Teniente Segundo Danny Troncoso T., como jefe de la Guardia Nocturna, dispuso de inmediato que los permisos de salida que tenían algunos Guardianes quedaban cancelados, así como también se instó a los que no estuvieran en ese momento en el Cuartel se acercaran al mismo para poder coordinarnos conforme a lo que comenzaba a avizorarse como una de las pandemias más complejas de afrontar en todo el mundo.

El Sr. Capitán, Rodrigo Pineda P., da la orden de que en el Cuartel pernocte el personal estrictamente necesario para cubrir la dotación respectiva que tripulará nuestras piezas de material mayor B-3 y BT-3 por lo que se estipula que quedarán de guardia, hasta nueva orden, el Teniente Segundo Danny Troncoso T., el Ayudante de Capitán Nicolás Inostroza O., los Voluntarios Activos Sebastián Verdugo V., Michael Escobar S., y el Teniente Tercero infrascrito Matías Leal E.

Desde ese día comenzamos inmediatamente a abastecernos con insumos básicos, artículos de limpieza, desinfección e higienización, al mismo tiempo les informamos a nuestras familias lo que estaba ocurriendo y que se venían momentos duros para el país. No sabíamos cuánto tiempo estaríamos en esta situación y ahora tampoco, solo tenemos certeza que la lucha para hacer frente a esta pandemia la hacemos todos, como escuché por ahí “Al COVID-19 no lo vence el país más avanzado, sino el pueblo más disciplinado. Es nuestro momento de hacer historia”, misma historia que el Cuerpo de Bomberos de Santiago jamás ha estado ajena en poco más de 156 años.

El quehacer no dista mucho de la normalidad, seguimos respetando la hora de levantada, en lo posible desayunamos todos juntos dependiendo de las obligaciones que el teletrabajo o estudio nos demanden, ya que ha sido la modalidad que nos ha permitido respetar el acuartelamiento y acudir a los actos del servicio que se requieran. En la mañana también se distribuyen las funciones que cumplirá cada uno desde el desayuno, limpieza de nuestra cocina, baño, piezas y recepción que son los lugares que mayormente frecuentamos. También se designa un cocinero que se encargue de preparar el almuerzo para todos, ¡vaya que almuerzos! Porque debemos estar bien alimentados a la espera de un llamado.

Frente a una salida, el o los voluntarios que se quedan en el Cuartel pasan los llamados por los medios de comunicación de la Compañía y preparan los elementos de desinfección para los que regresamos en la Bomba. Si bien los actos del servicio se han reducido nos demandan una mayor atención y cuidado, por ejemplo, para los rescates vehiculares se ha dispuesto bajar de la Bomba con los protectores “fullface” para evitar contagios, colocarle una mascarilla al paciente y realizar las preguntas de rigor antes de comenzar la atención prehospitalaria como su nombre, si ha estado fuera del país en el último tiempo, si ha tenido fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta o si ha tenido contacto con personas COVID positivo. Mismas preguntas que hacemos en todos los llamados donde se haga necesario prestar auxilio a una persona y tener contacto directo con ella.

Nos hemos encontrado la triste sorpresa de encontrar lamentablemente una persona fallecida luego de extinguir el fuego y realizar labores de remoción y ventilación en el café literario ubicado en cercano a las intersecciones de seminario y Providencia. Un rescate vehicular donde se encontraba involucrada una persona COVID positiva y también los llamados por fuego en basura habituales.

Hemos contribuido también a rellenar los estanques de tractores adaptados para sanitizar las calles de Santiago y hemos recibido el apoyo del mando activo Institucional, ya que el mismo día que sale la B-3 a llenar dichos estanques, el Comandante, don Gabriel Huerta Torres, pasó un momento a brindarnos el apoyo y una palabra de aliento para enfrentar de mejor forma esta crisis.

No sabemos cuánto tiempo más tendremos que estar así pero tenemos la certeza que jamás bajaremos los brazos, observaremos estricta disciplina y serviremos en lo que se requiera con cariño, profesionalismo y dedicación.

Teniente 3º Matías Leal Espinoza
Guardia Nocturna Patricio Cantó Feliú
Tercera Compañía de Bomberos, Fundador José Luís Claro Cruz

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba