ActualidadNoticias

155 Aniversario 4ta Compañía Valparaíso

El día de ayer, jueves 09 de enero de 2020 una delegación de tercerinos encabezada por nuestro Sr. Director don Jorge Banderas Carrasco, y nuestro Sr. Capitán don Rodrigo Pineda Pastén, se movilizaron a la región de Valparaíso con el motivo de acudir a la ceremonia del 155 Aniversario de nuestra hermana de Canje, la Cuarta Compañía de Bomberos de Valparaíso, Bomba Almirante Manuel Blanco Encalada.

En esta oportunidad, nuestro Director leyó un emotivo discurso sobre los orígenes del Canje de amistad, realizando una invitación a continuar alimentando nuestra centenaria amistad con la bomba del Almirante Manuel Blanco Encalada, nombrando a destacados Tercerinos y Cuartinos que supieron mantener esta hermandad firme, entre ellos el mártir Cuartino don Gabriel Lara, quién por mucho tiempo participó en la Guardia Nocturna de nuestra Compañía.

A continuación dejamos la transcripción del discurso.

Señores Oficiales Generales del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso.
Miembros Honorarios del Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso.
Oficiales y Voluntarios de la Cuarta Compañía de Bomberos de Valparaíso.
Oficiales y Voluntarios de la Tercera Compañía de Bomberos de Santiago.
Señoras y Señores.

Jueves 17 de marzo, mediodía, y una densa columna de humo se levanta desde la casa del bombero porteño Vicente Morelli, a escasos metros de la ermita de San Miguel.

La bomba a palancas de la compañía del poniente, toma posición en la puerta de la casa siniestrada y rápidamente comienzan a desplegarse sus armadas de mangueras, que, lideradas por noveles tercerinos, logran apaciguar, tras un arduo trabajo, la voracidad de las llamas.

Es el año de 1887, y Luis 2do Johnson, Rafael Ramírez y Victor Cato; jóvenes entusiastas, son quienes luego de una tarde de agotador trabajo en la extinción de este incendio, se encuentran tomando un breve descanso, con el pitón en sus manos, en un pequeño sitio al interior del incendio. Sin saber ellos que, sobre sus espaldas, imponentes muros de la construcción siniestrada, se transformarán en una enceguecedora nube de polvo y ruinas. 3 cuerpos inmóviles quedan bajo los escombros.

Este hecho, histórico para nuestra tercera compañía y resumido en unas cuantas líneas, es el primer hecho de sangre escrito en nuestras páginas, pero también lo podemos considerar como las tres semillas que se plantaron para una relación que cumplió más de 130 años de existencia: el canje de amistad entre la tercera compañía de bomberos de santiago y la cuarta compañía de bomberos de Valparaíso.

Sepamos que son ustedes los cuartinos, que, con ocasión del fallecimiento de nuestros primeros mártires, dieron innumerables muestras de apoyo y contención a nuestra compañía y los deudos, quienes nos vimos golpeados fuertemente por las dolorosas perdidas que sufríamos.

En 1888, se formaliza nuestra hermandad, y es este el punto de inflexión que nos ha llevado que en innumerables ocasiones, tanto en la ciudad puerto, como en la capital de la república, ha sabido del mutuo socorro para las diversas tragedias, de origen natural u ocasionadas por el hombre, como:  el bombardeo de la escuadra española a Valparaíso en 1867; el terremoto de Valparaíso en 1906; y los mega incendios de Valparaíso en 2014.

Fueron estos momentos de tensión y necesidad, los preciosos instantes en que se sembró la fraternidad y la union entre los integrantes de ambas casas bomberiles por más de un siglo.

Hoy, ad portas de cumplir 132 años de hermandad, vemos aquí los frutos de aquellos gestos desinteresados de nuestros hermanos cuartinos y de los integrantes de la casa tercerina, cosechando una fraternidad honesta y solidaria, trabajando mancomunadamente al servicio de la comunidad.

Sea esta cosecha, imperecedera, base de un altruismo que lleve esta relación de amistad a entregar siempre lo mejor en pos del bien ajeno, incluso a costas del bien propio. Como símbolo de una preocupación desinteresada por nuestros cercanos y que sea contraria al egoísmo.

Transformemos, estimados bomberos, nuestro tiempo con la generosidad de cumplir nuestro fin y sepamos alimentar esta centenaria relación, con muestras de afecto y compañerismo, como ya lo hicieron nuestros antepasados como Sergio Valenzuela, Mario Harris, Jorge León, Hernán Cárdenas, Carlos Bascuñan, José Flores o Carlos de la Cruz, por nombrar solo algunos viejos queridos que se preocuparon personalmente que esta hermandad se mantuviera firme, pero no puedo dejar de nombrar a un gran amigo y guardián por mucho tiempo en nuestro cuartel como lo fue vuestro mártir Gabriel Lara, su partida calo profundo en todos los jóvenes guardianes de aquel tiempo, ellos supieron cultivar lazos firmes de amistad que perdurarán por muchos años más. Y permítanme hacer un paréntesis y saludar a otro gran amigo y también guardián como lo fue Juan Ampuero al que hoy le mandamos toda la fuerza y la esperanza de su pronta recuperación.

Hoy nos corresponde a nosotros poner todo lo mejor de cada uno para hacer imperecedera esta hermandad que la historia se ha encargado de escribir con sangre y con alegrías de estos bomberos de guerreras azules y rojas. Para finalizar, vayan a usted, Director, Capitán y a todos nuestros queridos hermanos integrantes de la Cuarta Compañía, nuestro aprecio y nuestra muestra de respeto y admiración, en estos 155 años de servicio a la ciudad de Valparaíso.

Muchas gracias.

Director Jorge Banderas Carrasco
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar