Luis Kappes Guibert

Luis Kappés Guibert dijo en una hora solemne: “El Cuerpo de Bomberos es la Institución más perfecta del altruismo». Durante su vida entera hizo honor a este lema, sirviendo a sus semejantes en las horas de dolor, de peligro o de angustia, olvidándose de su propia persona y sustentando como principios fundamentales el desinterés, la abnegación y el altruismo.

A poco de ingresar a la Tercera Compañía, el 17 de Marzo de 1909, fue elegido Segundo Comandante del Cuerpo en 1913 y 1918. Primer Comandante se le nombró en 1923 y 1924, Vicesuperintendente en 1930,1931 y seis meses de 1932. Elegido para el más alto cargo del Cuerpo desempeñó la Superintendencia desde 1932 hasta 1943, es decir, por más de diez años. En total fue Oficial General durante 15 años y 7 meses. Al dejar la Comandancia, que Kappés desempeñó con ejemplar eficacia, se le propuso como Director Honorario, y el hombre con esa modestia que era característica en sus actitudes, pidió a sus amigos que retirasen la proposición porque no creía tener méritos suficientes para alcanzar tan alto puesto. La insistencia decidida de los Directores que lo habían patrocinado, lo obligó a desistir de su propósito y fue así como el 13 de Agosto de 1923 se le otorgó la merecida y honrosa distinción de Director Honorario. El 7 de Octubre de 1959 se le concedió el premio de 55 años de servicios. Su labor, pues, entre nosotros duró más de medio siglo.

Hasta el último instante quiso dar una muestra de sereno olvido de sí mismo. Al efecto, solicitó que sus funerales fueran privados y que se realizaran en las primeras horas de la mañana para no molestar a los compañeros del Cuerpo. Por mucho que fuera el respeto con que siempre oímos las opiniones de Kappés y por mucho que nos gustara acatar sus consejos, no pudimos acoger ese deseo. El 22 de enero de 1962 despedimos a este ilustre tercerino con los honores que correspondían a su figura.

Botón volver arriba