Actualidad

COMPETENCIA VICTIMAS DEL DEBER

El Acuerdo de Carácter Permanente que da origen a la Competencia Víctimas del Deber, nos recuerda que hemos pactado, como Compañía, homenajear a aquellos Tercerinos que cumplieron con su deber autoimpuesto hasta inmolarse en defensa de aquellos amenazados por el peligro.

Dice también nuestro Acuerdo que lo haremos sin distingo alguno, entendiendo que todos nuestros mártires han sido pérdidas mayúsculas y que han transformado la historia de la Tercera en estos casi 153 años de historia.

En este tenor, compiten dos equipos de la Heroica. Por una parte, nuestros Voluntarios mayores, los Bomberos Honorarios de la Tercera. Por otra parte, los Bomberos Activos, aquellos que llevamos menos años de servicio en la Casa del Fundador.

La versión 2016 nos recuerda a Don Alberto Reyes Naranjo, quien ingreso a la Compañía un 30 de mayo del año 1917 con apenas 19 años. Bombero de apenas meses de experiencia -lo que hoy denominaríamos un Bombero Activo “chiporrito”- no dudó en acudir con todo su ímpetu al llamado de incendio en las esquinas de San Francisco con Coquimbo, llamado despachado a las 3.33am según reza en el Libro de Guardia. Lo hizo en las carboneras de la bomba a vapor Thirion de la décima compañía, que a la sazón se encontraba en nuestro cuartel.

Acudía esta pieza de material mayor tan raudamente al llamado, que tuvo la mala fortuna de ser embestida por el carro de la duodécima compañía, en las esquinas de Estado con Agustinas. Producto del choque, nuestro recordado cofrade Alberto salió eyectado de la bomba, sufriendo horribles heridas que le hicieron perder la vida.

Un bombero de menos de un año de antigüedad, 03-01-1918tripulando al llamado en que una vez más arriesgaría su integridad física para salvaguardar la vida y la propiedad del prójimo, de la comunidad, de sus conciudadanos. ¿Acaso hay mejor ejemplo del paradigma que nos mueve a los Bomberos?

Nuestros mártires nos han enseñado que para alcanzar esa gloria bañada de dolor, no se necesita antigüedad ni se requiere algún estado de condición física determinado más que las ganas de cumplir con nuestro Juramento a como dé lugar. Que sea esta la reflexión que nos reúna para recordar a aquellos que partieron antes de tiempo, recordándonos que el tenaz destructor está siempre a la orilla de este camino de la vida del Bombero.

El premio Victimas del Deber «Alberto Reyes Naranjo» versión 2016 queda en manos del equipo de Voluntarios Honorarios, liderados por el Teniente Primero Francisco Sobarzo Rojas.

Alberto Reyes Naranjo y todas nuestras víctimas del deber:

PRESENTES, MUERTOS EN ACTO DE SERVICIO.

Día del Patrimonio Cultural

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar