Fermín Vivaceta Rupio

Nacido en Santiago en 1829, de familia de escasos recursos, Vivaceta se integra a los 13 años como aprendiz en un taller de ebanistería, estudiando en la noche. Más tarde ingresa al Instituto Nacional, donde se especializa en arquitectura, alcanzando las más altas calificaciones y distinciones. Serán los artesanos los protegidos de Vivaceta, a quienes él enseña sin descanso. En 1858 es designado miembro de la Sociedad de Instrucción Primaria, junto a Miguel Luis Amunátegui, Benjamín Vicuña Mackenna, Domingo Santa María y otras gigantescas personalidades nacionales. Vivaceta jamás se daba un descanso. En 1868 crea la Unión de Artesanos, de la cual será su guía y motor. En 1863, luego del horroroso incendio de la Compañía, Fermín Vivaceta Rupio socorre a las víctimas y se incorpora como voluntario de la Tercera. El 16 de enero de 1865 se produce un pequeño incendio en su taller de carpintería de calle San Pablo, que es sofocado por su Tercera Compañía.

Ese mismo año viaja a Valparaíso, fundando el Batallón Cívico “Cuarto de Voluntarios”, integrado por bomberos y auxiliares de la Tercera de Santiago, Cuarta de Valparaíso, artesanos, obreros y miembros de la Sociedad “La Unión”. Al viajar el Cuerpo de Bomberos de Santiago en 1866, con motivo del bombardeo de Valparaíso, se les une Vivaceta y su batallón. Un año más tarde, siendo Bascuñán Guerrero Vicesuperintendente del Cuerpo y Ramón Abasolo Comandante, le encargan al arquitecto tercerino Fermín Vivaceta la construcción de la primera torre de alarmas, inaugurada el 1° de junio de ese año. Viaja a Valparaíso construyendo fuertes, mausoleos y poblaciones. En 1874 se incorpora a la Cuarta Compañía de ese puerto, participando activamente como Consejero y miembro de la Junta de Vigilancia. Pero su salud, exigida más allá de su propia capacidad, fue incapacitándole para dar todo lo que Vivaceta quería y era capaz de dar. El 21 de febrero le 1890 fallecía el arquitecto, artesano y bombero Fermín Vivaceta Rupio.

Botón volver arriba